martes, 6 de enero de 2015

Tienes derecho tú a meterte en mi mente?
Volverte mi suspiro tras un largo insomnio?
Tienes derecho tú a jugar con mis emociones?
A meterte en mi corazón empujándome a tentaciones?


Tienes derecho tú a desparramarte en todo mi ser?
A volverte el mismo aire que necesito para vivir?
A torturarme largas noches hasta que llegue el amanecer?
A volverte razón y causa de todo mi sufrir?


Tienes derecho tú?
O tengo derecho yo?
A renunciar a este amor sin futuro que contamina,
que solo sabe doler y abrir en mí grandes heridas...


Déjame olvidarte cuando el sol cruce el cielo,
cuando la luna que a ti me recuerda, se haya dormido.
Déjame olvidarte cuando al fin haya aprendido
que nunca puede ser; un amor prohibido...



No hay comentarios:

Publicar un comentario