domingo, 28 de septiembre de 2014

Copa de placer


Bebamos toda la noche de esta copa,
que nada nos prive del placer de la ebriedad,
que no haya fantasías sin cumplirse, ni fuegos sin apagarse,
bebamos esta noche de la copa de la lujuria,
continuemos con la botella de pasión y perdamos
totalmente el control, caigámonos rendidos,
desinhibidos y volvamos a beber una copa más,
una copa más de deseos dormidos, oscuros quizás
y hagamos esta noche digna de recordar,
mientras dure el éxtasis, tinte rojo en el fondo del cristal,
mientras duren las ansias de placer y algo más...




Esa sensación...

Era un vacío, uno muy difícil de describir, de comprender,
era un vacío que ocupaba un enorme lugar dentro suyo,
un poco de lugar en su mente, otro poco en su corazón
y bastante lugar en su alma...
De pronto ya no tenía ganas de comer,
de pronto escuchar música le era absurdo,
perdió interés en sus libros y dejó a un lados sus poemas,
levantarse por las mañanas se le hizo un calvario y los días
le parecían de 48 hs. o tal vez más...
Era un vacío, un vació llamado depresión y estaba arrasando
con todas sus ganas de vivir, de sentir, de ser.




miércoles, 24 de septiembre de 2014

Mi sol




Quisiera escribirte tantas cosas pero nada se compara con el sentimiento
que cargo en  mi pecho...
Te amo baby, te amo demasiado...


Never...

Eres mi tormento y a la vez solo tú me puedes calmar...
Sea cuales sean mis catástrofes no me sueltes jamás.



domingo, 14 de septiembre de 2014

quiso  mandar todo a la mierda y llorar,
los nervios le saltaban a chispazos 
por los poros de la piel como vibraciones eléctricas
que no podía de ninguna manera controlar,
se miro al espejo y contemplo en su rostro unos hilos de lágrimas,
y ahí comprendió que no podía tolerar tal decepción,
se sentó al borde de la cama, respiro profundo, 
se resolvió ir a la nevera y abrir una lata de cerveza,
tal vez no era para tanto, tal vez si,
de igual manera eso de las mentiras piadosas,
o de guardarse las cosas no estaban dentro de la lista
de las cosas que ella podría tolerar...




jueves, 11 de septiembre de 2014

Arrebato de deseos

De repente siento terribles deseos de escribir,
de repente mi mente se queda perpleja,
como una hoja en blanco,
las ideas se pierden en el abismo del olvido,
o quizás la idea de que no hay nada
bueno que escribir se vuelve una piedra en el camino...

Deseo ser la de antes, ganas febriles de escribir,

de soñar con los dedos, desparramar con mis puños
todos los sentimientos anclados en mi corazón...

Deseo simplemente ser la pluma que escribe sin fin

un mundo de sueños, ilusiones,
desilusiones, risas y llantos...

Deseo dejarme llevar donde solo las letras

pueden generar aquello que a veces es necesario expresar
en líneas para desgarrarse el alma y respirar la paz...


viernes, 5 de septiembre de 2014

Una nota cualquiera

Hoy en día me siento muy feliz y bendecida con todo y todos los que tengo en mi vida...

Mi estrella esta brillando, mi sol esta cubriéndome con todos sus rayos de amor.

Al fin soy feliz...