miércoles, 3 de mayo de 2017

Incandescencia

Preferimos ignorarnos, las palabras estaban sobrando y las intenciones no eran claras...
Francamente me rompía la cabeza pensando como se desarrollarían las cosas una vez que nos hallamos visto, soñaba con besos de fuegos y unas manos firmes sosteniendo mis caderas...
La burbuja reventó y de repente me di cuenta que en mi móvil ya no saltaba ni un mensaje tuyo, yo no te buscaría, tu no me buscabas y el desencanto hizo el resto, borró los rastros de intensiones confusas y la historia quedó allí, flotando como una nube, alejándose y alejándose de cualquier posibilidad de que tú y yo pudiéramos ser...