domingo, 6 de febrero de 2011


Las calles todavía no olvidan cada uno de aquellos besos que tu me diste,
no olvidan las veces que me tomaste de las manos y  que bajo el cielo
estrellado caminamos sin decir una sola palabra, pues no hacia falta,
nuestro silencio rumoreaban sobre el amor y nuestras miradas intercambiaban
mil mensajes cariñosos, mis mejillas sonrojadas te decían secretamente
que de ti estaba profundamente enamorada...
Las calles no olvidan nuestras sonrisas cómplices, y la luna todavía recuerda
la intensidad de nuestras caricias en la oscuridad, tu respiración acercándose a mi boca
para morir en un beso profundo.
Las calles que nos vieron caminar felices, despreocupados irradiando
una luz sublime de amor puro, no nos olvidan...
Todavía quedan huellas, nuestras huellas, nuestra historia,
una historia que vivirá por siempre...


TE AMO CON TODO MI SER!


NO PERMITIRÉ QUE LO NUESTRO MUERA, JAMAS. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario