viernes, 25 de febrero de 2011

Extrañamente he visto una película de amor

Hoy es viernes...
La lluvia ha cesado, el cielo esta teñido de un gris triste rozando el aire de melancolía,
las ventas no esta corridas pero así lo siento, aun no he salido de la casa y todavía no decidí
si hacerlo o quedarme tirada en la cama viendo TV todo el día, toda la noche, toda la madrugada,
no tengo apetito, apenas he tomado un vaso de leche pero me siento con energía pero no la suficiente
como para romper con esta rutina que he venido arrastrando toda esta semana.

Anoche estaba viendo una película romántica, es raro no me suelen gustar este estilo de filmaciones,
aunque no la vi desde el principio me gusto su historia,
dos jóvenes se enamoran de la misma muchacha, uno tiene la fortuna de ser su novio
mientras el otro debe conformarse con poder verla de vez en cuando y debe guardar en
secreto sus sentimientos, y así va transcurriendo la película con varios sucesos hasta que todo da
un giro de 360 grados, la muchacha se termina enamorando del joven que debía callar su amor
y decide dejar a su novio... El se llana de tristeza y dolor pero aun así no la detiene y deja
que ella vaya tras el muchacho del cual se ha enamorado.

La historia de amor comienza entre ellos dos. Ella es una joven de piel blanca,
ojos pardos, cabello lacio, largo y color oro, mejillas rosadas, labios finos
y sonrisa risueña. El es alto, brazos fuertes, cabellos marrones, mirada melancólica
pero de corazón cálido, sus sentimientos se corresponden mutuamente y aunque son escasos
los momentos que pasan juntos lo viven con gran intensidad y hacen cada beso sea el mas especial.

Cuando el joven concluye el trabajo de beneficencia que le han asignado en aquel pueblo
tras hacer estallar una gasolinera que ademas ha incendiado por completo el bar de la familia
de la muchacha parte nuevamente a su ciudad sin siquiera despedirse de ella.

Pasan los días, ella lo extraña tanto pero aun así se siente feliz por que por primera vez en su vida
puede estar segura de que lo que vivió junto a el fue amor de verdad y eso para ella es suficiente.
El también la extraña entonces decide que lo mejor sera regresar a su lado.

El regresa el mismo día que los madres de la muchacha ofrecen una fiesta de inauguración del bar,
allí la encuentra a ella, sentada junto a su ex novio quien para ella es su mejor amigo,
lo distingue entre la multitud con un ramo de rosas amarilla y una amplia sonrisa iluminada
por ese bello día soleado, sonríe, mira a su lado su ex novio y mejor amigo le sonríe también y le dice: Anda, ve junto a el.
Se levanta camina con un poco de dificultad por tener la rodilla lesionada, lo abraza con fuerza,
clava su mirada en la de el y toma sus rosas.


La historia claro, es mucho mas extensa, yo solo estoy resumiendo en gran parte el argumento.
Entre ellos se inicio un amor de manera tan espontanea que hasta ellos dos tardaron en darse cuenta que
se necesitaban, que se correspondían aun así, su amor no pudo ir mas allá...

Antes del que el muchacho se hubiera marchado a su ciudad ella le había confesado que tenia cáncer,
que era muy avanzado y no había oportunidad alguna de una cura, solo tratamientos que con un poco de suerte podrían alargarle la vida 1 o 2 años, nada era seguro.

Por eso el había regresado, estaba dejando correr tiempo valioso, y a pesar de que ella tendría que marcharse pronto estaba decidido a vivir minuto a minuto ese amor que los unía y a pesar de todo
a ella la hacia sentir mas viva que nunca. Y así fue, regreso mas decidido que nunca
con esas rosas amarillas que habían crecido en el invernadero de su madre fallecida, quien adoraba ese lugar y era su paraíso personal.

La cargo en sus brazos, la llevo en la sala donde todos los invitados, en especial los amantes graban sus nombres en una tabla como muestra de amor hacia su pareja...

Kalley lovers Sam así lo escribió el.

Meses después la muchacha falleció.

La película me gusto a pesar de que su final fue bastante inesperado y triste, recuerdo claramente una parte
de la película donde la chica había dicho:

¨Seria hermoso que cada persona pudiera crear su propio paraíso con el lugar que tanto le gusta y junto a la persona que tanto ama¨

Estoy muy de acuerdo con ese pensamiento, la vida es tan corta, minuto a minuto nos estamos acercando a nuestro final y esos minutos son aquellos que ya no volverán,
pero somos tan inconsciente de ello y muy pocos nos disponemos a vivir plenamente junto a la personas que amamos, realizando todo aquello que nos llena, sonriendo, secando las lagrimas si así es necesario.

Es hora de vivir! De crear nuestro propio paraíso con todo aquello que nos hace felices.

1 comentario: