lunes, 23 de abril de 2012

Nada normal

Estar sentada al lado de el era de cierto modo algo bonito pero se sentía perpleja y le costaba actuar con naturalidad, como si fuese que sus 5 sentidos se vieran amenazados por su presencia, calculaba que decir, como moverse y hasta como mirar.
A través de todas esas cosas, Violeta podía comprender que el, era algo más que simplemente un compañero nuevo de clases. Ese día fue el más largo de todos y se moría por ir corriendo a su casa, tirarse a la cama y pensar en todo lo que le producía esa personita  que apenas conocía.Y así lo hizo, al finalizar las clases salio del aula de lo más apresurada, sin mirar a nadie a su alrededor, ni siquiera pudo despedirse de Mauro.
Camino por los pasillos a pasos largos y rápidos, cuando finalmente salio de la universidad se sentía de cierto modo aliviada.Llego a su casa, tiro su bolso al suelo, comenzó a desvestirse rápidamente y se metió a la ducha,el agua caliente recorriendo su cuerpo la relajaba completamente, se sentía feliz por estar en su hogar e incomoda por no saber que exactamente estaba ocurriendo con ella, eso no era nada normal .
Se quedo como unos 40 minutos dejando que el agua abrazara su cuerpo, luego tomo su bata favorita y se dirigió a la sala.Tenía que vestirse, en menos de una hora vendría su novio por ella e irían a cenar. Tanto había esperado esa noche, pero... ese día no se sentía como muchas ganas, eso tampoco era normal...
Esa emoción, nervios por verlos y esa rabia con la que hacia volar toda su ropa fuera del closer buscando algo bonito para ponerse y sentirse atractiva no parecía preocuparla, eso era extraño.
En muy poco tiempo su vida estaba comenzando a dar ese giro  que  pondría sus sentimientos en juego,Violeta ya lo estaba sintiendo, pero por el momento prefería hacer ojos ciegos, oídos sordos, de todos modos  corazón se encargaría de sacarle esa venda de los ojos con el cual pretendía esconderse de la realidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario