domingo, 17 de mayo de 2015

Cuantas veces he tenido ganas terribles de mandar todo al carajo y no sentir nada más,
como si pudiera desvestirme los sentimientos y ponerlos en una percha para luego colgarlos en el fondo del placar...

Que ganas de poner en OFF el corazón y en ON la mente...



No hay comentarios:

Publicar un comentario