domingo, 26 de abril de 2015

Tan cansada

Y estas cansada de chocar y chocar contra ese muro, tan alto, tan duro, tan firme,
para luego darte cuenta que en todo este tiempo no has estado chocando contra un muro de ladrillos
sino contra uno de hierro, imposible de derribar, ya no hay más vueltas que dar, ya de nada sirve intentar avanzar cuando los límites se extienden y no haces más que caminar sobre la cuerda floja esperando que alguien allí abajo extienda sus brazos para amortiguar tu caída...
Ya no hay vueltas que dar, ni marcha adelante que emprender cuando te desgarraste hasta el alma dando lo mucho y poco que tenias, cuando serviste tu corazón en bandeja y diste cada suspiro, cada aliento como ofrenda de amor...
Ya no hay tiempo que invertir jugandote las cartas que ya no te quedan, tiraste hasta el último naipe, hasta ese que tenias bajo la manga...
Ya no queda tiempo para idear otro plan, para buscar una solución a ese problema,
ya nada esta en tus manos, ni en tus oportunidades ni posibilidades
Y simplemente estas cansada, muy golpeada por tanto esfuerzo y espera,
por sembrar semillas donde jamás crecerían rosas, por buscar el sol entre tantas nubes grises...
Es momento de girar, de dejar el muro atrás, es momento de olvidar y de intentar volver a empezar,
es momento de cambiar tantas penas y cicatrices por un poco de soledad que te ayude a aliviar,
olvidar, superar, que te ayude a encontrar aquello que una vez fuiste...
Estas tan cansada de suspirar por momentos que ya no existen.



3 comentarios:

  1. Yo soy partidaria del duelo

    pasar un tiempo sin culparte por estar enamorada de alguien que te olvido, porque mientras mas te lo prohibes mas piensas en el

    luego el tiempo sana eso, llegan nuevos amigos, o incluso un nuevo amor, pero por ahora, date la oportunidad de sanar!

    besitos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte Barbi.
    Si, todo sana en algún momento, la vida es eso, florecer, marchitarte y nuevamente florecer...

    ResponderEliminar
  3. Gracias por pasarte Barbi.
    Si, todo sana en algún momento, la vida es eso, florecer, marchitarte y nuevamente florecer...

    ResponderEliminar