sábado, 19 de abril de 2014

Simplemente se dejaron arrastrar, llevar, estar... Era un juego donde ninguno podía perder ni ganar, era jugar y flotar bajo una dosis exacta de excitación y locura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario