sábado, 19 de abril de 2014

Nada más


A veces no quiero nada más que estar en casa, 
tirarme a tu lado, escuchar el silencio, acurrucarme en tus brazos,
apoyar mi cabeza en tu pecho,
descansar de la rutina, de las obligaciones y todo tipo de responsabilidades.
Olvidarme del mundo exterior, concentrarme solo en ti, en nosotros, en lo nuestro.
A veces no quiero nada más que detener el tiempo en nuestro espacio,
en nuestra cama, en nuestra habitación,
escuchar juntos una canción,
colgarnos entre pensamientos y besos apasionados.
Beber una copa de vino, contemplar la lluvia,
abrazarnos y hundirnos bajo las sábanas,
sin pensar en nada, ni en el hoy ni en el mañana...
A veces no quiero nada más que perderme en ti, 
ser feliz con tan poco, con cosas tan simples,
con cosas tan profundas.
Ser feliz contigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario