domingo, 30 de marzo de 2014

Redes



Sucumbirás a mis pies esta noche, te arrastrarás e implorarás por una vez más,
y otra vez, y otra vez más.
Rogarás mis manos recorriendo tu espalda, rogarás mis labios afilados, cortando
todos tus sentidos para solo experimentar el clímax del placer prohibido, 
piel a piel, alma a alma, carne a carne...
Caerás rendido en el infinito olvido de todas tus percepciones,
y serás mio, en mis redes, adorando mis demonios... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario