domingo, 30 de marzo de 2014

De ese tipo de placer...



Beber una taza de café, sentarse junto a la ventana y ver la lluvia caer,
imaginarse historias, revivir recuerdos, reabrir  viejas heridas, cerrar otras,
reír con viejas experiencias, llorar con amargos recuerdos...
Sentir la soledad, escuchar el silencio, hablar sola en murmullos,
tener esa libertad de ser, de sentir sin prejuicios ni preguntas abrumadoras como: Estás bien?,
Te ocurre algo?.
Ser cuerda, ser loca, ser todo, ser nada, ser una misma sin importar ni preocuparse por nada ni los demás...
"La soledad supone un tipo de felicidad y placer que solo unos pocos son capaces de comprender y disfrutar."
Así era ella y así quería ser.



No hay comentarios:

Publicar un comentario