domingo, 18 de noviembre de 2012

Penas encimadas

Tanta oscuridad me empieza a pesar en este cuarto donde ya no quedan ni vestigios
de tus huellas...
Sentir una pena ahogándose en mi pecho y pretender sonreír pese al dolor,
querer borrarlo todo con un: Ya ha pasado...
Cuantas noches he llorado hasta desgastarme el alma,
hasta agotar cada lagrima con el deseo de correr a ti,
olvidarlo todo y volver a empezar...
Cuantas veces he querido borrar de mi mente, de mi corazón
el mal sabor de tu adiós...


No hay comentarios:

Publicar un comentario