jueves, 22 de noviembre de 2012

Nada ocurre sin un motivo

Momentos, situaciones, personas que cuestan dejar ir,
te aferras a los sentimientos con tantas fuerzas y la sola idea de renunciar a ellos
producen en tu alma un dolor casi imposible de soportar, pero no...
No importa que tanto duela ni que tan pesada pueda ser esa carga,
el tiempo se encargara de sanar cada herida abierta y solo quedaran cicatrices,
recuerdos y un pasado.
No bajes la cabeza, no derrames una lagrima más por cosas que ya no están
a tu alcance, si diste todo de ti, si luchaste hasta sufrir en carne propia
el sacrificio por mejorar las cosas y aún así nada funciono, 
puedes estar seguro que algo mejor esta en camino, todo ocurre por algo,
no te desanimes, no caigas en el abismo de la soledad,
las cosas buenas siempre tardan en llegar pero siempre encuentran su camino final...



No hay comentarios:

Publicar un comentario