jueves, 6 de septiembre de 2012

Tu lengua, dulce debilidad...
Tormento del cual no quiero escapar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario