jueves, 6 de septiembre de 2012

Retroceder cuando las cosas no van

Creo que he tenido la suficiente paciencia para esperarte, 
siempre comprendiendote y dejándolo pasar todo con una desdibujada sonrisita,
pero hasta las aguas mas mansas pierden la calma...
Una promesa rota la puedo perdonar pero luego de varias las cosas comienzan a cambiar,
nunca te he pedido ser tu prioridad pero me prometiste siempre estar y si eso no puede ser así
es mejor dar uno o dos pasos atrás.
El tiempo pasa, los momentos se van y las oportunidades que pudieron ser quedaron atrás,
no por decisión mía sino tuya...

El amor no vive de excusas, la amistad tampoco.




Nunca pretendí ser más que ella, pero tampoco por ello me voy a hacer de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario