domingo, 27 de mayo de 2012

Nocturno

No tiene sentido, o capaz si lo tenga...
Mi mente otra vez atacada por esa nube negra de pensamientos prohibidos
y otra vez mi cuerpo buscando un abrigo en noches frías como estas...
Recostar mi cabeza sobre la almohada y quedarme perpleja mirando el techo e imaginar 
que llegaras e impregnaras en mis labios uno de tus besos para luego...


Caer rendidos a esos sentimientos, tan míos, tan tuyos, tan nuestros...


Déjame soñarte despierta, déjame imaginarte, 
que aunque la distancia muchas veces se oponga, la mente siempre halla su camino...


No hay comentarios:

Publicar un comentario