sábado, 5 de mayo de 2012

Dormir, soñar, despertar, luchar

Mañanas en las que me levanto con el humor más espantoso del mundo, solo deseo volver a cerrar los ojos y reanudar el sueño. Escaparme de la realidad, dormir, dormir y dormir, porque aunque parezca absurdo es la mejor escapatoria para este mundo que cada mañana amanece peor que ayer. 
Tal vez sea la manera más inmadura de evitar la realidad, a lo mejor sería mejor cambiar mi mentalidad pesimista y levantarme con una sonrisa de la cama; pero cuando ya diste lo mejor de ti, utilizaste cada una de tus energías en hacer un mundo mejor, cuando te gastaste por completo en hacer lo correcto pero no ha servido de mucho, terminas cansándote de los malos resultados y poco a poco la desmotivación te hunde y todo termina resultandote igual...


Aún así, siempre vuelvo a reaccionar, siempre vuelvo a levantarme, siempre vuelvo a luchar y aunque caigo lo intento una y otra vez más...


Esa es la vida, una lucha constante donde los sueños no se hacen realidad con solo despertar, sino peleando hasta no poder dormir.





No hay comentarios:

Publicar un comentario