lunes, 5 de marzo de 2012

Mundo anhelado y lejano


Olvidemosnos del trabajo, de la universidad, de la familia, de los problemas, de las deudas, de las obligaciones, de los horarios, de los problemas, de las preocupaciones, del mundo, de todo....
Huyamos a un universo donde la perfección sea el silencio, tu y yo.
Basta de sombras, basta de reclamos, basta de rutinas, basta de consumirnos en peleas vanas.
Dejemos que nuestra piel se roce, que nuestros labios uno encima del otro sean una oda al amor...
Dejemos que la vida nos sonría y la tristeza reviente como pompa de jabón.




No hay comentarios:

Publicar un comentario