lunes, 30 de enero de 2012

Feliz un año, que los recuerdos sigan en el suburbio de mi mente para colarse entre estas lineas

Hoy hace exactamente un año que había vuelto a abrir el blog, despues ,haber cerrado A Cinderella Story, los motivos fueron varios pero mi mejor escusa fue que necesitaba esconderme del mundo.
La verdad es que hace más de un año habia cometido los errores mas grande de mi vida, errores que me marcaron por completo, que me cerraron muchas puertas, que me alejo de tanta gente, errores que quizás fueron necesarios para abrir paso a la realidad y madurar un poco más, a veces me pierdo en la inmensidad de mis pensamientos y recuerdo ese pasado con nostalgia, con rabia y hasta tristeza, pero el tiempo ha pasado y esas heridas abiertas ya están cerradas, hoy todo es mejor.


A veces ocurre lo menos inesperado en nuestra vida, situaciones que son capaces de cambiarnos por completo, caemos, no comprendemos, intentamos seguir pero la corriente es mucho mas fuerte, solo queda resistir o dejarse arrastrar. Solo nos queda la fé, las ganas de cambiar para bien y aunque muchas veces no nos responda la fuerza siempre hay una luz brillando en nuestro interior que nos guiara y el milagro de lo imposible llegara.



No hay comentarios:

Publicar un comentario