lunes, 7 de julio de 2014

De cicatrices y un pasado

Es difícil no abrazar el miedo cuando ya has pasado por tantas cosas y lo último que deseas en la vida es volver a vivir todas esas experiencias que de alguna manera u otra te han marcado para siempre...
El pasado no es algo que se olvida así nomás, el cual puedes borrar y comenzar todo de nuevo como sin nada, por duro e incomodo que sea hay que admitir que una parte del pasado siempre cubrirá el presente y así es como debes ir por la vida, cargando a cuestas una bolsa de recuerdos y experiencias que sin duda alguna siempre te tendrán a la defensiva, pero no te preocupes... Ese no es el fin.El tiempo nunca deja de correr y aunque el dolor acabe, las cicatrices quedan pero ningunas de ellas hacen que no puedas volver a sonreír, volver a ser feliz, simplemente esas cicatrices dejan de importar, se vuelven insignificantes aunque debas portarlas, pero eso es sencillamente... NADA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario