miércoles, 29 de mayo de 2013

Locos

Fui una loca feliz cuando supe que no estaba sola en mi locura,
cuando encontré al loco perfecto capaz de comprender mi actitud
y cada una de mis acciones deliberadas, cuando encontré al loco perfecto
que reía conmigo hasta de las cosas más absurdas y de las cuales nadie más
hallaría gracia alguna.
Fui una loca feliz cuando comprendí que en mi mundo impermeable,
de incoherencias, siniestros, oscuridad y arco iris había alguien más dispuesto a caminar 
conmigo de la mano, dispuesto a darme una eternidad de amores, caricias y besos infinitos,
cuando supe que era capaz de olvidar penas y sumarle miles de sonrisas a mis días,
cuando supe que todo lo que necesitaba estaba en... ese loco perfecto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario