sábado, 23 de febrero de 2013

Noche..

Esto de andar abrazando el vacío y quedarme largas horas mirando el techo intentando congeniar con el sueño, noche tras noche se vuelve irritante...
Y es que no sabes como ronda en mi mente tu recuerdo, las ganas inmensas que desata mi cuerpo por poder sentir el tuyo, la manera en que mi piel busca la tuya y solo consigue el roce de las sabanas, 
no te imaginas como mis labios  buscan beber de los tuyos largas y eternas horas sin importar nada más, perdernos en nosotros mismos, perder la noción del tiempo, del mundo, del espacio...
Ser solo nosotros y nada ni nadie más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario