lunes, 15 de agosto de 2011

De repente me molestan tus estupideces...

Ojala la perfección fuese tu mejor virtud u ojala yo no descubriera aquellas mentiras...

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario